Un hola y un adios...

Cuando los colores van palideciendo...y el manto de las estrellas cubre el cielo...el día debe marchar...cediéndole el turno a la noche...es como una ceremonia...
Se abrazan...se besan...se dicen cosas al oido...se funden en cuestión de segundos para luego...volver a separarse...

1 comentario:

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

en un baile de belleza y complicidad, el uno se baja para que la otra crezca y luego, galántemente, sucede al contrario.. que caballero más intenso potenciando la luz de las cosas, el día... que dama más elegante y silenciosa, la noche, vestida de estrellas relucientes... como tan bien dices, se ceden el turno y me da por pensar que, hasta que lo hacen, el resto del tiempo se admiran, se contemplan, se respetan y se aman...