Destino...

No hace falta mucho en la maleta para el viaje hacia los sueños...tan solo montar en el tren que nos lleva hacia la tierra prometida...
¿Escuchas la música que nos acompaña en el trayecto?
¿Sientes la sangre acelerarse en las venas?
¿Notas la caricia del Viento en el rostro a medida que avanzamos?
Dejamos atrás el desierto donde no encontrábamos agua para saciar nuestra sed...sombra en la que cobijarnos del sol justiciero que derretía nuestras esperanzas...
¿Puedes alcanzar a oler el inmenso mar?
Es allí donde echaremos nuestras pesadas cargas...porque... no hace falta mucho en la maleta para el viaje hacia los sueños...
¿Puedes llegar a vislumbrar a través de la ventana de la fe todo lo que allí nos espera?
No sueltes mi mano...los milagros existen...abre bien los ojos...
El Cielo nos guia hacia la tierra prometida...

2 comentarios:

elhombrecallado dijo...

"No hace falta mucho en la maleta para el viaje hacia los sueños".

Es cierto, pequeña rosa, no hace falta mucho...
Tan solo amor, para no dejar de caminar...
Tan solo fe, para no olvidar nuestras raices...

Viajemos hacia la tierra prometida, como siempre, cogidos de la mano.

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

Railes de esperanza, porque alguien que nos ama, diseñó el trayecto hasta la Tierra Felicidad Prometida..
Ventanas de fe, y aire en grandes cantidades, para llenar todo nuestro cuerpo a plenitud.. y renovarnos completamente..
Solo montar en la Estación adecuada.. abrir los ojos, los oídos, el corazón y los pulmones..
Disfrutar del viaje.. de la música, de los cantos de victoria..
Cada vez más cerca de nuestro destino..