Que predomine el sosiego...

Su paso es lento, pero seguro...
no les importa las miradas extrañadas de la gente...
el trote es tranquilo entre el barullo...

¿No ves la paz en la tormenta?

4 comentarios:

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. son caballos menos potentes, pero más cálidos, y armoniosos.. su paso nos marcan el ritmo de la vida que quizás hemos acleredado innecesariamente.. ¡y encima te quitan puntos!..

Pablete dijo...

Debiéramos aprender de éstos, ahí van, a su ritmo, sin que la velocidad de los coches y de la vida en general los tratoquen.
Me encanta tu blog chuliñaaaa!

K dijo...

Me encanta escuchar el sonido de los cascos de los caballos, es una auténtica pena que se vean tan pocos...

simula dijo...

Tengo la suerte de verlos a menudo por mi ciudad. Es una manera mucho más romántica de visitar las calles, el río, los palacios... Como tú dices, son ese paso lento, con ese trote tranquilo... ¡Algún día me tengo que montar yo,jo!=D. Besitos cuasinavideños!!