Más allá...

Más alta que aquel océano de nubes...
donde el frío congeló mis huesos...
donde mi mente llegó a despejarse
hasta límites insospechados...
donde el aire cortó mi rostro
como un cuchillo afilado...
donde la pureza que
penetró en mis pulmones,
llegó a causarme dolor...
allí...donde tuve que callar
al ver la grandeza que me rodeaba...
al comprobar que no me salía la voz,
de lo pequeña que me sentí...
allí...donde pude respirarte...
alli te encontré de nuevo...

6 comentarios:

K dijo...

Qué bonito, pero que nunca falle la voz y mucho menos sentirse pequeña cuando no se es.

ho! :K

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

..a veces para sentir la grandeza hay que sentirse pequeños.. y me parece muy bonita la experiencia, mía personal, de poner cada cosa en su lugar correcto.. somos criaturas y la grandeza de la Creación nos habla así.. aceptando eso podemos comprender mejor la verdad y esa misma grandeza de la que participamos..

el hombre callado dijo...

Recuerdo que hasta el momento, ha sido el lugar en el que he pasado más frio.
Pero no olvido la grandeza de Dios, al ver el óceano celeste en lo alto de la montaña...
Una pasada, ufff...
Cuanta calma.

K dijo...

Vaya, yo había tomado una interpretación totalmente distinta de tu texto. En fin, cosas de la lectura :K

amoremachine dijo...

plas, plas, plas,

imáginate que estoy puesto en pie y
aplaudiendo.

Arteneus... dijo...

K...los textos que se escriben, son como los cuadros un poco abstractos...cada uno ve una cosa distinta...y tu interpretación a mi me pareció muy bonita, asi que tranquilo...mi voz nunca fallará, cantaré fuerte y claro!!!gracias...(por cierto, me gusta mucho tu nueva imagen con su pelo danzando al viento...jejejeje)

Poeta y hombre callado...asi es...
cuando divisé la grandeza de lo que me rodeaba, comprendí muchas cosas...

gsus...jajajja...no te conozco pero tienes que ser mortal...(en el buen sentido de la palabra...claro)no merezco tus plas,plas,plas...pero recibo tu ánimo sincero y eso me alegra y ayuda mucho...