Que hable el mar...

No hace falta que hablemos...
nuestros corazones ya lo hacen por nosotros...
tan sólo dame tu mano...
me asiré de ella fuertemente...
Sabes bien que contigo,
caminaría hasta el fin del universo....
navegaría por mares y océanos de sal...
bajaría de mi luna...
para posar mis pies en tu tierra...
mírame a los ojos...
¿ves en ellos lo que siento...?

5 comentarios:

simula dijo...

Es cierto. Tantas veces no hace falta hablar.Al menos con palabras. Pero...ayyyy, las miradas...qué peligro tienen!!Jajaja

David dijo...

las miradas...
también tienen algo de malo, como todo, y es que, a veces, hay cosas que los labios no pueden pronunciar porque no quieren dañar, pero los ojos se encargan de ello.
No somos conscientes de la responsabilidad de un ojo en nuestras vidas...
Pero yo me quedo con el momento en el que del corazón a los ojos fluye un manantial de nervios y la piel se sonroja, los dedos se contagian y al unísono tiemblan, y los labios esperan...

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

..que bonito susurro arteneus..
..me encantan los ojos nobles y auténticos de las personas a las que quiero.. y pienso que aunque hablen llenos de vida y sinceridad, quizás sea también bonito que las palabras les acompañen en su brillo.. porque cuando eso ocurre, entonces, me he dado cuenta, que se vuelven más bellos todavía..

Arteneus... dijo...

siii...las miradas...es cierto...
tienen su peligro...
espero que las mías, como bien decís...fluyan siempre de un corazón bien conectado a la ternura, el amor, la amistad...
gracias por mirarme con esos ojos tan bellos...

maria dijo...

precioso poema.


la foto es mia, si.

por que te gusta?