Nuestro interior herido...

A veces...como en éste árbol...
las heridas que no cicatrizan bien,
pueden llegar a convertirse
en una especie de tumor...

8 comentarios:

simula dijo...

Artneus!!Sí que hemos estado "conectadas" de alguna manera como tú dices...Por eso mismo. Yo creo que curar una herida es muy doloroso (todos nos apartamos cuando vemos el agua oxigenada...) pero taaaan necesario. Por eso muchas veces nos aferramos al golpe, a la caída, y no hacemos nada por afrontar la situación. Aunque duela más, curar la herida es mejor.

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. parece un árbol embarazado.. jajaja... o con acné juvenil..
.. yo quisiera que los tumores, que nos afean y dañan, no existieran nunca..
..pero en el caso que se den, que sanen todos con el buen jardinero..
..que volviésemos, en todas las situaciones de nuestra vida, a ser árboles sanos, sin deformaciones ni heridas, como los primeros que fueron diseñados para embellecer el primer jardín del Paraíso..
..yo creo hoy, con toda mis fuerzas, que eso es posible, simplemente porque lo veo, muchas veces, en mi vida..

Lux dijo...

¡Qué capacidad de expresión tienen los árboles, sin hablar con palabras!

Cat dijo...

Qué feo el tumor ese, pobre árbol... :(

subterraneo dijo...

Tus fotos y pinturas son impresionantes. Pocas veces en mi vida he podido sentir tanto con una imagen, captada o pintada...

Arteneus... dijo...

Bueno...mi amigo subterráneo...
aunque no tengo ni idea de fotografía, ni de pintura(quede ésto entre nosotros)...es la misma vida, la que ofrece esas instantáneas...yo sólo estoy atenta, y cuando se descubren ante mi...aprieto el botoncito...o manejo la mano a placer de los pinceles o los lápices...
pero me siento honrada con tus palabras,te conozco y sé que si algo no lo sientes...te mantienes callado...
Un beso a MM y a DS...

GIRASOLA360º dijo...

Qué curioso que esa cicatriz de una rama mal podada, que esa defensa de la naturaleza para escudarse del propio mundo, sea la misma que me hizo vivir instantes de algo tan maravilloso que bien pudo ser felicidad. Hoy no sabría decirte qué fue, pero estuvo muy cerca de serlo cuando él y yo acariciábamos a "Verrugón", pues así bautizamos, en nombre del Amor, a este árbol adorado que se encuentra en el Parque Grande de Zaragoza y que reconocería en mil fotos y desde infinitas perspectivas... :) mi Verrugón querido... Ahora que la vida me ha situado en otra ciudad, sabes que cada vez que vuelvo voy a verte, a acariciarte, a mimar tu imperfección hermosa, a contemplarte como si él estuviese aún conmigo y nuestras vidas siguiesen en los mismos raíles por donde un día, quizá no muy distante en una existencia de tan sólo 22 años, anduvieron. Y sé que aunque te gustan mis manos, echas de menos las suyas...yo también. Pero hoy, a muchos kilómetros de distancia, te veo en esta foto, cierro los ojos y te contemplo, abrazándome a ti y a tu energía a través del espacio y el tiempo...
Gracias porque sin saberlo, en este mediodía de un Marzo que apenas ha nacido, me acercas con tu foto un trozo del Paraíso que construí un día y del que nunca olvidaré sus olores, sus sonidos, sus árboles...GRACIAS

Arteneus... dijo...

Madre mía...¡¡Qué fuerte Girasola360º...!!
pues es un placer haberte ofrecido un trocito de recuerdos hermosos...y más de Zaragoza, donde viví momentos tan especiales...ahora desde tan lejos...y después de leerte, a la que le han brotado recuerdos hermosos, es a mí...jejeje...

Un saludo allá donde te encuentres...