Hay que caminar...

No importa cuan largo sea el camino...
Ni siquiera importa no poder advertir el final...
No importa que el sendero esté repleto de obstáculos...
quizás las rodillas comiencen a debilitarse y a hacer que nuestro paso sea más lento...pero...no importa...
Cada pisada que marquemos en la tierra polvorienta,nos llevará a estar más cerca de nuestro sueño, de aquello que ansía nuestro corazón...
Hay que caminar...hacia delante...sin mirar atrás...hasta llegar al nuevo horizonte que nos aguarda...

1 comentario:

thoti dijo...

Altitud, longitud..
Fijar coordenadas..
Hoy tampoco llegaremos,
pero sabemos donde vamos
y quien camina a nuestra lado,
disfrutamos de lo andado
y del camino..